8 de marzo, Nuestro Día


Bloomer bicicleta

Hoy todas las mujeres del mundo tenemos una cita con nosotras mismas. Es nuestro día y qué mejor forma de celebrarlo que recordando la revolución que causaron los pantalones ‘bloomer’ en nuestras abuelas y tatarabuelas. 

Los pantalones bombachos fueron creados por Amelia Bloomer, una sufragista norteamericana que ya en el siglo XIX era consciente de la desigualdad que había entre hombres y mujeres. Por aquel entonces, el papel de la mujer estaba relegado al ámbito doméstico y era el varón quien ejercía la autoridad.

A finales del XIX, se puso de moda un nuevo tipo de mujer a la que le gustaba practicar deporte. Pasear en bici fue una de las actividades más demandas en aquella época. Sin embargo, las mujeres se encontraban con un problema: era imposible montar en bici con sus largas faldas y vestidos. Así que, no tuvieron más remedio que renovar su vestuario y apostar por los famosos ‘bloomers’. 

bicycle-face

La popularización del uso del pantalón fue, sin duda, el primer paso hacia la liberación de la mujer. En esta misma línea, en el 1896 la feminista estadounidense Susan Anthony decía lo siguiente sobre la bicicleta: “ha hecho más por la emancipación de la mujer que ninguna otra cosa en el mundo. Me paro y me regocijo cada vez que veo a una mujer sobre ruedas. Le da una sensación de libertad y seguridad en sí misma. La hace sentir como si fuera independiente“.

Eso sí, esta nueva tendencia fue muy criticada por la Iglesia y la prensa de la época. Los médicos llegaron a inventar una enfermedad denominada “cara de bici”. Labios demacrados, ojeras oscuras o rostro cansado eran solo algunos de los síntomas que tendrían aquellas mujeres que usaran este medio de transporte para desplazarse. Esta dolencia, ficticia, respondía al malestar que había entre los hombres de la época. Para ellos, la bicicleta suponía una amenaza puesto que las mujeres ahora podían desplazarse y estar menos tiempo en casa.

Afortunadamente, esta situación solo queda en el recuerdo de nuestras abuelas y en los libros de historia. No obstante, a las mujeres aún les queda un largo camino que recorrer para alcanzar la igualdad de género. Es el caso de España, país donde las mujeres cobrar un 17 por ciento menos que sus compañeros por hacer el mismo trabajo. Peor lo tienen las mujeres de Indonesia: no se les permite conducir y se las obliga a someterse a un test de virginidad antes de ingresar en la universidad. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s